Descripciones

Pérdidas y desperdicio de alimentos lo largo de la cadena alimentaria

Este gráfico representa de forma esquemática la definición de las pérdidas y el desperdicio de alimentos mediante barras horizontales que se van situando unas debajo de otras, al mismo tiempo que van disminuyendo en longitud a medida que se desciende en la cadena alimentaria. En cada una de ellas, se indica de forma proporcional la parte de alimentos que no son destinados al consumo humano por distintas causas.

  • Barra 1. Producción total de alimentos (única barra donde no se incluyen los alimentos que se pierden o desperdician).
  • Barra 2. Producción total de alimentos para consumo humano y alimentos no destinados al consumo humano.
  • Barra 3. Alimentos comestibles y  alimentos no comestibles.
  • Barra 4. Alimentos cosechados y pérdidas en la cosecha.
  • Barra 5. Alimentos poscosecha y pérdidas en la poscosecha.
  • Barra 6. Alimentos procesados y pérdidas en el proceso.
  • Barra 7. Distribución y pérdidas en la distribución.
  • Barra 8. Alimento consumido y alimento no consumido.
  • Barra 9: con la misma longitud que la primera barra de producción total de alimentos, señala la parte correspondiente al sumatorio de las pérdidas en las fases previas, desde la cosecha hasta el alimento no consumido.

El gráfico es de elaboración propia a partir del estudio de la HLPE Food losses and waste in the context of sustainable food systems. A report by the High Level Panel of Experts on Food Security and Nutrition of the Committee on World Food Security, Rome 2014.

 

Cifras de las pérdidas y el desperdicio de alimentos

La infografía titulada “¿Sabías que…?” ofrece datos sobre el desperdicio de alimentos en el mundo y en España. 

En un primer bloque, un pan cortado sirve para representar el gran volumen de alimentos que se pierde o desperdicia: un tercio de la producción mundial de alimentos, lo que supone el 25% de las calorías producidas y un coste de 730 millones de euros al año.

En un segundo bloque, frente a tres cubos de basura, un huevo ejemplifica como con evitar solo un cuarto de las pérdidas y desperdicio de alimentos, se podría alimentar a 870 millones de personas, más de las que padecen subalimentación. En los países en desarrollo, más del 40% de las pérdidas y desperdicio de alimentos ocurre en las fases de poscosecha y procesado, mientras que en los países industrializados este mismo porcentaje se encuentra en las ventas al por menor y en el fase de consumo.

En el tercer y último bloque, se indica que España se sitúa como el décimo tercer país de la UE que más comida desperdicio per cápita. Una báscula pesa los 176 kg que se pierden y desperdician per cápita cada año. Los consumidores llegan a desperdiciar el 18% de sus alimentos.

 

¿Y qué le ocurre al Medio Ambiente?

La infografía titulada “¿Y qué le ocurre al Medio Ambiente?” explica algunas de las consecuencias del desperdicio de alimentos en el mundo.

  • Unas nubes muy oscuras ilustran que los gases de efecto invernadero generados alcanzan la cifra de 349 Gt de CO2 equivalente, más de 10 veces las emisiones totales de estos gases en España.
  • En la zona central de la infografía, se indica que la deforestación alcanza los 1,82 millones de hectáreas, y el agua 306 km3, lo que supone 68 veces el agua suministrada en España.
  • Para finalizar, se señala que hacen falta 3.000 litros de agua para producir los alimentos que consume diariamente una persona.

 

Todos podemos colaborar 

  • Un gran dibujo bajo el título de “Todos podemos colaborar” representa a todos actores de la cadena de alimentos, a excepción de la producción primaria, que pueden colaborar para reducir las pérdidas y el desperdicio.
  • Una cadena de producción de una industria introduce los alimentos y los procesa para convertirlos en zumos, mermeladas… En la industria se pierde y desperdicia el 39% de los alimentos.
  • La cadena de producción se ramifica y llega al comercio, la restauración y, finalmente, los hogares. En el comercio, restauración y hogares se pierde y desperdician el respectivamente 5%, el 14% y el 42% de los alimentos.
  • Otra parte de la infografía  interactúa con la cadena de producción y ejemplifica la regla de las 4R “Reducir, Reutilizar, Redistribuir, Reciclar”: dentro de un gran círculo se representan distintos ámbitos relacionados con la producción y el consumo de alimentos (la agricultura, la industria, los comercios, los restaurantes, los colegios, los hogares y los bancos de alimentos)  y algunas de las actividades ligadas a las 4R (el compostaje, los pequeños huertos y la donación de alimentos).
     

Hacia una economía circular

  • Infografía que ejemplifica las 4 R “Reducir, Reutilizar, Redistribuir, Reciclar”.
  • Dentro de un gran círculo se representan distintos ámbitos relacionados con la producción y el consumo de alimentos (la agricultura, la industria, los comercios, los restaurantes, los colegios, los hogares y los bancos de alimentos)  y algunas de las actividades ligadas a las 4R (el compostaje, los pequeños huertos y la donación de alimentos).
     

Siete Claves

En la infografía  descubre nuestra nueva web siguiendo los 7 puntos clave y embárcate en la estrategia “más alimento, menos desperdicio”, un avión de hélice va dejando una estela en el cielo al pasar entre los siguientes mensajes: 

  1. Nuestra estrategia: conoce en detalle nuestra estrategia "más alimento, menos desperdicio", visita nuestras campañas de divulgación y anímate a usar nuestro logo.
  2. Definiciones y cifras: consulta nuestras bases de datos sobre el desperdicio alimentario en los distintos sectores de la cadena alimentaria.
  3. Actualidad: ponte al día de las noticias, boletines y eventos.
  4. Participa: comparte iniciativas, recetas y consejos.
  5. ¿qué puedo hacer yo?: información para todos los sectores de la cadena alimentaria.
  6. Publicaciones y enlaces: aprende más a través de las publicaciones y materiales disponibles.
  7. Contáctanos: para saber más de la estrategia "más alimento, menos desperdicio".

y finalmente, la pancarta que exhibe el avión anima a entrar en la web www.menosdesperdicio.es.